Se busca la concreción de proyectos de integración

Publicado: 23/12/2014
Embajador Argentino en Chile, Dr. Ginés González García

Embajador Argentino en Chile, Dr. Ginés González García

Con la región del NOA Argentino y del Norte Grande Chileno venimos trabajando fuertemente en la concreción de proyectos de integración que buscan no sólo un desarrollo socio económico para nuestros ciudadanos sino unirnos en un destino común.

Hoy, observamos como la cordillera ha dejado de ser una línea de división geográfica, estática y restrictiva, y se ha transformado en un nudo de unión, en espacios de interacción política, social y económica, como puntos de encuentros, de acciones conjuntas, entre pueblos, Estados e instituciones, desde donde podemos mirar ilusionados la profundización de este proceso tan anhelado por nuestras Presidentas, Cristina Fernández de Kirchner y Michelle Bachelet.

Somos conscientes que compartimos una de las fronteras más extensas del mundo y actualmente funcionan entre nuestros países mecanismos de reuniones periódicas, conocidos como Comité de Integración Fronteriza.

En el Comité de Integración “NOA-Norte Grande”, estamos trabajando en pos de ese relacionamiento, que hoy, tiene un nuevo empuje. Prueba de ello, han sido los importantes anuncios realizados en la VI Reunión Binacional de Ministros y la VI de Gobernadores e Intendentes que fue llevada a cabo en Buenos Aires, en agosto pasado, donde priorizamos avanzar en una mayor y mejor conectividad, en la facilitación fronteriza y en la circulación de los ciudadanos a través de la frontera. En especial, rescato la próxima entrada en funcionamiento de controles integrados de cabecera única en Argentina en el Paso Sico; el interés de rehabilitar la sección chileno-argentina del ferrocarril que une Antofagasta con Salta, como parte del corredor Bioceánico Ferroviario Antofagasta-Santos; el plan de obras proyectado y en ejecución en el corredor Socompa-Barranquera, que permitirá mejorar sustancialmente el intercambio comercial; entre otros.

Todos estos acuerdos van marcando pasos para la integración definitiva. Pasos que se deben volcar a realidades efectivas, para el despegue y crecimiento del NOA-Norte Grande.
No hay duda que esta relación vecinal entre ambos países exhibe rasgos distintivos, casi únicos, y, precisamente este entrelazamiento, ha hecho que la conectividad que desde ella se pueda construir tenga, no solo un impacto binacional sino beneficios para espacios más amplios, como ocurre con la Zona de Integración del Centro y Oeste Sudamericano (ZICOSUR), cuyo objetivo es consolidar el Corredor Bioceánico y crear un nuevo polo de desarrollo en el área. 
En estos próximos días, comenzará en la ciudad de Salta el I Encuentro de Áreas Protegidas de ZICOSUR, a fin de coordinar un plan de acción que tienda a elevar el nivel de gestión de los sistemas de áreas protegidas (nacionales y subnacionales) dentro de la Zona, basándose en las directrices y compromisos internacionales para la conservación del patrimonio natural.
Asimismo, la XXVI Reunión del Comité de Integración NOA Norte Grande, a celebrarse en San Salvador de Jujuy, que nos permitirá seguir trabajando en los acuerdos alcanzados, así como profundizar temas de interés, como ser el intercambio de información sobre el desarrollo de la actividad en el Norte Grande chileno y el NOA en minería; el análisis de la temática relacionada con el ingreso, egreso y tránsito de bienes culturales; la promoción turística y el análisis de posibles conexiones aéreas, entre otros.

La integración entre Chile y Argentina es un proceso que no tiene marcha atrás. Pero es un proceso que no necesariamente avanza a un ritmo automático. El ritmo de este proceso en el tiempo que viene depende de la fuerza que argentinos y chilenos y chilenos y argentinos pongamos en sostenerlo y en seguirlo impulsando.